CHILE: ANTOFAGASTA. LUGARES QUE SORPRENDEN.

Salimos de Caldera el sabado a la tarde y tras 6 horas de viaje, arribamos a esta ciudad, acaso la mas grande y populosa del norte. La primera impresion no es buena, nos recibe una gran terminal pero alejada del centro, y tras tomar el colectivo que nos deja en la plaza principal, el panorama no mejora: oscura, dejada y con peluquerias abiertas de dudoso prontuario.
Sin el Gps (no tuvimos wifi en Caldera) caminabamos a ciegas.
El objetivo era conseguir un lugar para descansar y tras un rato lo hicimos, algo mas caro del presupuesto, pero otra no nos quedaba, habia que irse a dormir y redescubrir la ciudad con la luz de sol.
Antofagasta es una gran ciudad, con los pro y las contras, mucho trafico, mucha gente, mucha suciedad. Con pocos atractivos turisticos, nadie nos la habia elogiado, pero igual nosotros queriamos conocerla.
Nos levantamos temprano, el plan era dejar la mochila grande en la terminal y sacar pasaje para ultima hora con destino a Iquique, y aprovechar el dia para conocer el puerto, la costanera y el principal atractivo turistico del lugar: “La Portada”.
Asi… siii! La ciudad de dia despierta otra cosa.
Murales que la adornan, el movimiento del puerto desde el amanecer y el mar revuelto como un panorama para empezar a quererla.
Sin ninguna expectativa, despues del mediodia llegamos hasta La Portada, y eso que no nos la hicieron facil (no hay ningun transporte publico que te lleve directo, solo uno y te deja a 2 km).
Pero el lugar te sorprende, el paisaje solo entra por los ojos, y no queda otra que rendirse ante el. Una formacion rocosa en el Pacifico de millones de años, con forma de arco de futbol, bajo un acantilado inmenso y lugar de habitat para toda clases de aves: gaviotas, pelicanos, pinguinos, entre otros.
Solo quedaba caminar por sus senderos para admirarlo de un lado y del otro, y tomarse todo el tiempo que haga falta, no hay tours ni guias que nos lleven corriendo de un lado para el otro, nosotros mismos marcamos el paso.
A la vuelta, una pareja mayor, el, chileno, ella, boliviana, nos ofrecieron llevarnos hasta la terminal para que no caminaramos el trayecto de regreso. Gran experiencia. Habra que empezar a hacer dedo, nomas.

image

image

image

image

image

image

image

image

Anuncios